Te quiero Ángela

FRASE DE ROC: “Tras la repentina muerte de Ángel (Ángela)”

Mi vida no fue igual, intenté que no me afectara pero me afecto más de lo que en un principio llegué a pensar hasta tal punto que decidí irme con ella. Ángela lo fue todo para mí, desde el momento en el que la vi sentí que ella debía ser la campanilla que me diera el polvo de hadas para poder volar. Lo que me pasaba con ella era especial, su preciosa sonrisa de oreja a oreja me hacía sonreír hasta en los peores momentos, ella tenia mil millones de sonrisas que darte en todo momento y todas eran igual de bonitas. Y aquella manera de mover el rabito para convencerte de cualquier cosa te mataba. Es gracioso decir que la primera vez que la vi fue en una foto pero fue increíble, no la conocía de nada pero quería verla y hablar con ella aunque a veces no sabía de que hacerlo. Luego nos fuimos viendo poco a poco hasta que nos fuimos conociendo y cuantas más veces la veía más seguro estaba que ella debía ser el motor de mi vida.

Me acuerdo incluso que llegué a pensar que aquella maravillosa perrita era demasiado para mi, ella era todo ilusión, era casi lo contrario a mi, ella era divertida y risueña y le sonreía constantemente a la vida. Yo en cambio he sido un perro divertido pero a mi manera pero siempre he pensado demasiado las cosas, y por eso pensaba que ella no se fijaría nunca en mi. Ella decía que era como las demás pero en verdad era especial, cuando la veías entrar en cualquier sitio sabías que ella había llegado. No era la más guapa y tan poco la que más buena estaba pero ella tenía su propio estilo, un estilo que a mi me gustaba.

No se ni como pero poco a poco ella se fue interesando por mi y yo por ella, y sin darme cuenta mi vida se convirtió en un sueño. La noche en la que empezó todo siempre estará en mi mente como el mejor recuerdo de mi vida. Ella me pidió que me quedara con ella en las fiestas de su pueblo, yo en un principio le dije que no podía porque no tenía con quien irme a casa y me dijo que no pensara en eso, que pensara en divertirme aquella noche y que por favor me quedara por ella. Yo no pude rechazar tal invitación y me quedé, total sólo tenía que correr unos 30 y algo Km. para volver a casa. Empecé a conocer su mundo y me asusté, creí una vez más que ella no era para mí ya que los demás perros eran más graciosos y divertidos que yo pero ella solita se encargó de hacerme cambiar de opinión. Esa noche me enseñó a sonreír, a divertirme, a besar, y lo más importante de todo a amar. Nos pasamos desde las 4 hasta las 7 que se hizo de día, viendo las estrellas, ladrando a la luz de la luna y hablando sobre nuestras vidas. Esa noche, el 14 de septiembre de 2005 fue realmente mágica, después de ese día Ángela y yo fuimos como dirían los humanos, uña y carne, no nos separábamos por nada, lo hacíamos todo juntos, nuestra vida se podría decir que fue perfecta.

En total tuvimos cinco hijos, todos sanos y fuertes, y muy buenos todo hay que decirlo. La vida nos sonrió y no puedo quejarme porque en vida lo tuve todo y fui muy feliz, creo que nadie pudo ser más feliz de lo que fui yo, porque no hay mayor felicidad que ver el rostro de la cosa que más quieres al levantarte y al acostarte. Como todos los animales, Ángela y yo nos fuimos haciendo poco a poco viejos pero lamentablemente Ángela se murió antes que yo, para mi fue muy duro levantarme aquella mañana y no poder ver su sonrisa. Su muerte fue un palo muy duro ya que fue algo que no me esperaba. Un mes después me fui yo también al otro mundo, pensé suicidarme pero al final acabe muriendo de pena.

No os sintáis tristes al leer esta historia porque en estos momentos soy el perro más feliz del mundo. Al morir fui al paraíso de los perros, yo nunca pensé que existía eso pero si, si existía y mi primera gran sorpresa fue ver como Ángela me esperaba con un hueso entre los pies y su maravillosa sonrisa de oreja a oreja, ese día empezó lo que sería nuestra felicidad eterna. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

POSDATA: la felicidad existe, te lo puedo asegurar pero es un pelín difícil de encontrar, yo por ejemplo cuanto mejor me van las cosas más me como la bola pero en mi interior soy realmente feliz, lo malo es que tengo momentos de bajona pero eso como a todo el mundo. Yo para ser feliz solo necesito una cosa que Dios sabe y eso por ahora lo tengo y espero tenerlo siempre, lo demás son complementos pero como siempre digo lo que más miedo me da en la vida aparte de lo que solo Dios sabe es estar solo y a veces me siento realmente solo pero bueno paciencia y haber si algún día alguna campanilla se enamora de mi y yo de ella.

 

MI 17ª HISTORIA EN EL CUENTACUENTOS

http://spaces.msn.com/cuentacuentos06

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Te quiero Ángela

  1. Bego dijo:

    Bonita historia de amor.. aunque para mi, como otras tantas, se queda en eso, tan sólo una historia, un cuento de amor, de esos maravillosos que en la realidad, no existen. Yo también deseaba encontrar a mi "perrito" fiel y ser feliz junto a él pero… lo que encontré hace tiempo me caló tan hondo, y me dejó tanta pesadilla en mi, que ahora tan sólo quedan ganas para mi y no buscar a nadie a mi lado.. ¿el amor? creo que lo dejé olvidado aquella tarde de invierno en su habitación..Infinitos besos!! y sonríe =) que tú seguro.. encontrarás a tu Campanilla ;=)

  2. ROC dijo:

    Gracias Javi por regalarnos un relato tan precioso. Siempre he visto que tienes un gran potencial dentro y en este relato lo demuestras de sobra (ecepto por querer suicidarse, los perros no son tan idiotas como las personas).Te voy a decir bajito el secreto para no sentirte solo como dices: Ese misterio radica en preocuparte por los demás, no herir, procurar con tu cariño y compañía, el que los que te rodean sepan que te tienen a su lado, que pueden contar contigo, de ese modo, las personas procurarán aproximarse a tí y entre los que se acerquen, los habrá que quieran cuidarte, darte su cariño y acompañarte en la vida con sus gozos y sus sombras. Un fortísimo abrazo de oso para tí.

  3. Judith dijo:

    Sabes xq no te eché "reprimenda"? Xq considero que tal y como tu dices aquí, todos en algún momento tenemos momentos de bajón y tú simplemente necesitas desahogarte… realmente me siento muy identificada contigo, de ahí que valore tu capacidad para poder expresar tu interior… yo ahora tambien me siento feliz, pero no sé que pasará mañana… Saludos, J
     
    P.D.: X muchas reprimendas que te caigan, no dejes de ser tu mismo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s