Mi cuento de hadas

He tardado bastante en escribir de nuevo en mi space pero la verdad es que no he tenido tiempo, por eso he decidido poner este texto que es un pequeño trozo de un cuento que estoy haciendo para presentarlo a un concurso. Espero que os guste.

 

“Y a pesar de todo sigues sin creerme…”

 

Yo tiraba y tiraba piedras al lago intentando no aburrirme, cuando de buenas a primeras vi algo sorprendente, vi como una especie de bichito dorado revoloteaba a mí alrededor, era un hada. No me lo podía creer pero después de conocer a Bahamut cualquier cosa era posible y más en aquel bosque.

-Eres un hada.- le dije asombrado.

-Claro que soy un hada.- me contestó ella.- ¿Cómo te llamas humano?

-Mi nombre es Jesús. ¿Y el tuyo? ¿Cuál es tu nombre?

-Yo soy un hada y me llamo…- antes de decirme su nombre, aquella hada cayó en picado al suelo. Parecía haber perdido su poder de buenas a primera, intentaba hablarme pero no podía, intentaba volar con sus pequeñas alas pero no podía, su luz se estaba apagando poco a poco y su vida parecía llegar a su fin. Yo empecé a llorar, no sabía que hacer, la cogí y la acosté encima de la palma de mi mano, le di unos pequeños golpecitos con mi dedo índice pero ella seguía sin moverse. Pero cuando pensé que todo estaba perdido, apareció Bahamut.

-Toca palmas Jesús, toca palmas lo más rápido que puedas.- gritaba Bahamut.

Yo le hice caso y sin hacerle ninguna pregunta, me puse a dar palmas como un loco y poco a poco el hada fue recuperando su luz y moviendo sus alas hasta que por fin logró volver a volar.

-Lo has logrado Jesús.- me felicitó Bahamut.- Pero espero por tu bien que tu no hayas sido el causante de que este hada estuviera apunto de morir.

-Yo no he hecho nada. ¿Por qué me dices eso? Ella estaba a punto de decirme su nombre cuando de repente se desmayó en el piso. Te lo prometo, yo no he hecho nada.

-Es verdad Bahamut, este humano de nombre Jesús no me ha hecho daño. El no ha sido el culpable, su corazón es bueno y además, es un niño y los niños creen.

-No entiendo nada. ¿Me podría alguien explicar que es lo que está pasando?- pregunté yo.

-Te lo explicaré.- me contestó Bahamut con cara de sorprendido.- Cuando alguien dice que no cree en las hadas, un hada cae muerta en algún lugar y eso es justo lo que ha pasado, alguien sin corazón a dicho que las hadas no existen y menos mal que tu estabas aquí, porque la única manera de resucitar a un hada es dando palmas y yo no puedo dar palmas. Así que te doy las gracias Jesús y te pido perdón por llegar a pensar que tú habías sido el culpable de tal maldad. Mil perdones.

-No hay nada que perdonar. Yo también te doy las gracias a ti, sino llega a ser porque tú me dices que de palmas yo nunca lo hubiese adivinado.

-Y yo os doy las gracias a los dos.- dijo el hada.

-Hada, ¿dime ahora como te llamas? Pero ahora no te desmayes.- los tres sonreímos con aquella broma.

-Mi nombre es Yuna, me podéis llamar Hada Yuna.

-Encantado de conocerte Hada Yuna.- le dije yo.

-El placer es mío, niño Jesús. Hacía ya bastante tiempo que no hablaba con un niño y además, me sorprende mucho que seas un niño tan bueno, los niños de ahora ya no son tan buenos como los de antes. Ahora ya no creen en la fantasía, no tienen imaginación y cada vez pierden su ilusión más rápido, por lo que dejan de ser niños a una edad más temprana. Es una pena pero los niños de hoy en día son así y cada vez podemos hacer menos para cambiar esta situación.

-El Hada Yuna tiene razón Jesús, los niños cada vez son más malos y los humanos también son muchos más malvados. Ellos han sido los culpables de que yo sea el único dragón que haya sobre la tierra.

-Si Jesús, no sabemos el porqué, pero cada vez que el ser humano ve algo maravilloso intenta destruirlo. En vez de admirar las cosas, de admirar la fantasía, intentan destruirla.

-Lo siento mucho. Yo no quiero haceros daño, yo no soy así.

-Lo sabemos pero eso es porque eres niño, seguro que cuando seas grande serás como el resto. Jesús, tu me has salvado la vida y que menos puedo hacer yo que ser tu hada madrina. ¿Te gustaría que yo fuera tu hada madrina, Jesús?

-Para mi sería todo un privilegio tener un hada madrina. Muchas gracias Hada Yuna.

-No tienes porque darlas, para mí también es un privilegio. Bueno Jesús, yo me tengo que ir ya, todavía me queda un largo camino por recorrer para llegar al fin del mundo.

-¿Al fin del mundo?- le pregunté sorprendido.

-Si al fin del mundo.

-¿Y dónde está eso?

-Hay un lugar donde las hadas vivimos, es un lugar mágico donde reina la fantasía y la imaginación. Ese lugar es el fin del mundo. Yo no puedo decirte donde está, tienes que encontrarlo por ti mismo pero si te diré como encontrarlo. Pon imaginación en tu vida y lo encontrarás, así de fácil. Me voy, cada vez que quieras verme tan solo tienes que pensar en mi y llamarme, yo estaré siempre a tu lado protegiéndote, y recuerda, usa la imaginación para llegar hasta el fin del mundo.

Y mi hada madrina se fue volando igual de rápido que como llegó, se fue sin hacer ruido, dejando tras de si un estela de polvo dorado.

 

Posdata: yo soy así, no puedo remediarlo, a pesar de lo mal que lo he pasado en alguno momentos de la vida o de lo mal que lo he visto pasar a personas que quiero con todo mi alma, mi fantasía, mi imaginación, mi fe, mi espíritu y sobre todo mi ilusión siguen igual que desde el primer día. Yo dije que sería un niño y aun lo sigo siendo. Y si a pesar de todo esto me seguís sin creer es que entonces no me conocéis. Lo siento mucho pero como yo no hay ninguno. Debemos ser creadores no destructores.

 

MI 13ª HISTORIA EN EL CUENTACUENTOS

http://spaces.msn.com/cuentacuentos06

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mi cuento de hadas

  1. Unknown dijo:

    Hola, bueno el concurso tratara de realizar prueba de temas variados, en este puedes conocer gente de otros lugares y paises…
     
    Es un concurso para pasar el rato… el dar lo mejor por llegar al final, ya que semanalmente se ira eliminado a un de los concursantes, hasta la gran final…
     
    Bueno si estas interado solo has lo que dice la entrade del space!!!
     
    Bye!!!

  2. ANTONIO dijo:

    ¿En serio crees que no hay ninguno como tu? Claro que si, lo que pasa es que algunos que no nos importa lo que digan de nosotros lo reconocemos y a otros les da vergüenza y se empeñan en hacerse mayores y empezar a ser los feligreses del jefe y su iglesia de la oficina. Es posile que mi último texto, sobre la putrefacción de la adolescencia, se parezca un poco a esa historia de la pérdida de la inocencia y la ilusión. Yo hasta hace no mucho era el arquetipo de tio romántico, ahora aunque me cueste decirlo, se me han quitado las ganas. JOST

  3. Unknown dijo:

    tio se sale el cuento i eso ke no me gusta leer

  4. ROC dijo:

    Creo que es uno de los cuentos más binitos que he leído tuyo y sobre tu forma de ser, morirás igual, porque se pierde las fuerzas, pero jamás la ilusión de aquellos que la ponen abanderando su vida. besitos achocolatados. 

  5. susana dijo:

    TU LO HAS DICHO… el fin del mundo es el reino de Fantasía… Hay que ayudar a la Hija de la Luna…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s