El final de LVYEV

Este es el final de mi primer libro, todavía me falta retocarlo y escribir tres capítulos pero por fin estoy apunto. Gracias a todos los que me han animado para que escriba, sobre todo a Nata (tu fuiste la primera que me convenció), Pablo (tu fuiste el primero que me habló y me lo dijo), Beika (tu siempre opinas),  Mercedes Bayona (tu siempre me animas), Noe (tu fuiste de las primeras que me habló y me ayudaste). Si me falta alguno lo siento.

 

Si cruzas, puede que no volvamos a vernos. Si cruzas esa puerta y no me lo prometes, no volverás a verme.- le dije a Marta. Ella hizo un amago de irse pero se arrodilló ante mí y me lo prometió.

Habían pasado 2 meses más o menos desde aquella promesa y no comprendía como había sido capaz de hacerme aquello, me había prometido por su propia vida que más nunca lo haría, yo le enseñé que promis es promis pero creo que no acabó de aprenderlo del todo. Caí durante meses en una fuerte depresión, mi corazón sentía una gran pena y parecía que me había caído en un pozo muy hondo y la luz se veía muy a lo lejos. Pedí ayuda psicológica y gracias a Luisa, mi psicóloga y amiga al mismo tiempo, logré salir de aquel pozo en el que Marta me había tirado.

Ésta es mi historia, una historia triste como la de cualquier otra persona pero es la mía. Soy una persona que el alcohol a destruido mi vida, primero hizo que me quedara paralítico y luego que se llevara a la persona que más he querido y querré en mi vida junto con mi madre. Quiero que comprendan que el alcohol mata personas, arruina familias, destruye a personas y hace infinidad de cosas malas.

La vida es dura, pero yo no tuve nunca la culpa de que una niña de 18 años cogiera el coche borracha y se chocara conmigo. Al igual que yo, el trabajador que se levanta un sábado o un domingo para ir a trabajar a las 4 de la madrugada para dar de comer a su familia no tiene culpa de que gente sin conciencia no se sepa divertirse sin tener que emborracharse o drogarse. Piensen tan solo que alguno de vuestros padres puede ser ese trabajador que vaya a trabajar esa mañana.

Buenos días.- David se retiró y los alumnos y profesores del IES Blas se pusieron en pie y empezaron a aplaudirle tal y como Luisa le había dicho el día anterior. Todas las personas que se encontraban dentro del teatro estaban de pie, todas menos una, David se encontraba sentado en su silla de ruedas llorando y rezando para que lo que acababa de contar concienciara al menos a una de las personas que en ese momento le aplaudían.

 

MI 5ª HISTORIA EN EL CUENTACUENTOS

http://spaces.msn.com/cuentacuentos06

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El final de LVYEV

  1. Nana dijo:

    Ya se te echaba de menos! Donde estabas metio?? Bueno… a lo que voy…
     
    … me alegro un monton por lo de tu libro! Jo… yo creo que estoy empezando uno… pero no se, al final siemrpe acabo dejandolos…
     
    Historia preciosa como siempre, y triste… es cierto, y si fuera nuestro padre o nuesra madre, o algun amigo…??
     
    Un besico y muchas felicidades por el libro!

  2. Ana B. dijo:

    Tu primer libro? y que piensas hacer con el ahora? 😛
     
    besoss y a seguir.
    PD. mi pero: demasiado moralista, muy visto….
    PPD. volveré por aquí, quizá la semana que viene.

  3. Monica dijo:

    Fuf, es muy dura. Yo salgo a las 6 de la mañana del trabajo a veces un sabado o un domingo, y es verdad que aveces me da miedo ver loq ue hacen otros coches. Es tan peligroso, no es solo tu vida, es la de otro que se te cruza :(. Un besito

  4. ROC dijo:

    Yo también me alegro mucho de lo del libro, ahora ya sabes, detrás del primero viene el segundo que es el que reafirma.Sobre el tema de tu historia, me gustan las historias concienciadoras, así, que me parece estupendo. Besitos.

  5. ZEKRYA dijo:

    Felicidades por ese primer libro. Espero leer más de los futuros frutos de tu pluma. Gracias por escuchar mis consejos y ahora ya sólo te queda plantar el árbol y tener un hijo. Todo a su debido tiempo. Ya sabes que yo te digo las cosas desde el corazón. Un beso.

  6. nayra dijo:

    es muy bonito el final,kisieran día me leyeras el resto de la historia,espero que ese dia no quede lejos besos

  7. rebeca dijo:

    me gusta lo que leo…sigue así …quién sabe.
    un saludo.

  8. Judith dijo:

    Ojalá alguno de esos descerebrados lea tu historia y se conciencie, que el beber no sólo le afecta a él, que no pone en peligro sólo su vida sinó la de muchas más personas… enternecedora… Saludos, J
     
    P.D.: Estoy con Anita, se te echaba de menos…

  9. Xavier dijo:

    te entiendo perfectamente, yo tambien entre en las garras del alcohol, unas garras que intentaron destrozar mi vida, y que en muchos aspectos lo consiguieron. Yo como tu tengo la necesidad de contar mi historia para asi poner almenos en alerta al que quiera escuchar mis palabras, algunas duras y algunas cargadas de pura ironia.
    recibe un fuerte abrazo
     
    xavier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s